Baile de gotas (1)

“Yo me voy a duchar, no cierro la puerta, por si te apetece acompañarme eh! jeje”, le dijo Javi a Leti, que se quedaba tirada en el sofá viendo la tele, “Venga”, le contestó sin ni siquiera mirarle. Éste se metió en el baño, se desnudó y se metió en la ducha. El agua empezó a caer sobre su cabeza, mojándole el pelo, mientras seguía su camino gravitacional resbalando por el cuerpo.

Cada gota de agua recorría su piel trazando una suave línea curva, que acaraciaba todos sus músculos, empezando por el cuello, atrapándolo para sí, adheriéndose como si de una boca viciosa tratara, abrazándolo para que no se le escapara. Resbalaban en manada sobre su pecho definido, dejándole un brillo especial y un sabor delicioso preparado para chupar, para lamer, besar… Continuaban sobre todo su torso llegando muchas a su fin, llegando al centro de toda la temperatura que concentraba Javi. Estaba muy caliente, quería que Leti se le hubiera sumado a la ducha en conjunto. Entre sus manos acariciaba una poya dura, que no quería al agua y por ello las evaporaba irradiando una tremenda temperatura; esa poya quería al cuerpo de la chica que se había quedado en el sofá; esa poya no quería una ducha de agua sino de flujos de otro estilo, quería salir corriendo de la ducha y clavársela toda salvajemente en el sofá; le daba igual que siguiera pasando de ella y Leti viera la tele, quería mojarla toda por dentro.

(más…)

Anuncios
Published in: on 17/12/2008 at 20:43  Comments (3)  
Tags: , , , ,