Baile de gotas (2)

“Las gotas seguían espectantes el acto de pasión de los dos. Javi presionó con fuerza al cuerpo de la chica hacia abajo por el hombro y ella se dejó caer suavemente para apoyarse sobre sus rodillas delante de él…”

Leti puso su boca delante de la polla de Dani, la miró, la observó, dura, la agarró con una mano y la empezó a menear suavemente. Acercó su boca y, con ella cerrada, llevó sus labios al prepucio, los puso tocándole la punta y empezó a chupar. Fue abriéndola un poco y metiéndosela, 1 centímetro, no más. Volvió a sacarla sin parar de chupar ni menearla suavemente y volvió a metérsela, 2 centímetros… Deslizaba suavemente sus labios por la polla mojada mientras él veía la escena, con la cara de ella toda mojada, el pelo pegado a sus hombros y a su cara y su polla entrando en la boca de ella…

Siguió chupando cada vez más centímetros, hasta que en un momento se metió todo el prepucio y… no volvió atrás. Se la tragó toda y empezó a chuparla con fuerza, más y más, sin parar. Dani gozaba más y más, no se podía creer que su compañera de piso, la que siempre estaba tirada en el sofá, estubiera ahora mismo a sus pies. Ella cogió de repente el gel y se lo puso en las manos mientras seguía chupando. Con ellas enjabonó la polla de Dani y se puso de pie, se quitó el pantalón y el tanga y lo tiró fuera de la ducha. La estampa era la siguiente: Leti con la camiseta toda mojada, con las tetas y el sujetador marcados por el agua en la superficie clara de la tela; las piernas y su coño al aire y levemente inclinada hacia delante, apoyada en Dani. Pero apoyada en su polla, que movía, que meneaba, que … Paró.

LLevó sus manos a su entrepierna y empezó a tocarse delante de él, poniéndose justo debajo del chorro de agua de la ducha. Con las piernas levemente abiertas, metía sus manos en su entrepierna y se tocaba suavemente mientras miraba al cielo, del que caían gotas para poder refrescarla. Con los ojos cerrados y la boca abierta, el agua deslizaba por todo su cuerpo, bajando por sus pechos, que estaban a punto de caer por el efecto de la gravedad. Dani le desabrochó el sujetador y metió sus manos por debajo del mismo para poder tocárselos… qué pechos… aquellos que había visto día tras día y con los que se había pajeado bastantes veces estaban ahora mismo entre sus manos, suaves, tersos, mojados… con el pezón totalmente excitado y pellizcado por sus dedos, gesto que hizo gemir más a Leti.

Dani agarró a Leti por su cadera y le dió la vuelta, la puso contra la pared y los papeles se intercambiaron. Ahora era él el que la iba a “pajear”. Deslizó sus manos por el cuerpo de Leti y se fue acercando más a ella, apartó las de la chica y puso las suyas en su coño. Éste irradiaba un calor sobrenatural que no era ni mucho menos suavizado por el río de agua que se concentraba en aquella zona. Se acercó más, le puso su polla entre nalga y nalga; por delante, tiró de su cuerpo hacia él con la ayuda de sus brazos y se la encajó perfectamente para poder empezar a mover su cuerpo arriba y abajo. Deslizaba su miembro por el medio del culo de Leti, por aquel tremendo culo… mientras por delante separaba los labios de su coño y deslizaba también sus dedos, jugando con su clítoris y… metiéndoselos por dentro de su interior…

Dani iba bajando más y más su cadera, bajando con su polla por entre las nalgas, rozando el ano todo lo que podía y parándose unos intensos segundos a la entrada, haciendo más presión… pero siguió bajando… hasta que ya no hubo más carne contra la que parar y su polla se deslizó entre las piernas de Leti. Ésta agarró la polla y, sin dudarlo, se la metió en su coño. “Ooohh…”, gimieron los dos. Se la metió lentamente hasta el fondo y empezó a hacer un movimiento en círculos dentro de ella para ir sacándola en plan “taladro” y volver a repetir el proceso. Ella, durante aquel momento en el que su coño se iba acostumbrando a la polla de su compañero e iba dilatando más y más, aprovechó y se quitó la camiseta, que dejó encima de los grifos.

Si aquella camiseta tubiera ojos o una cámara, podría ver cómo la cadera ancha de Leti estaba más ancha que nunca, con las piernas abiertas, siendo agarrada por los laterales por las manos de Dani y por dentro sujetada por la polla del mismo. En aquella zona, el jabón que había recubierto a ambos miembros iba desapareciendo por el agua que  pasaba al lado del espectáculo torneril y por los sacudidas que recibía en cada penetración. Siguieron follando, Dani podía ver el agua corriendo por la espalda de Leti hacia los dos oyuelos del final de la misma, que se fusionaban con el culo de ella, abierto para él. En cada penetración se volvía loco al ver cómo su polla se metía dentro de ella mientras gemía, mientras quería que se la metiera, mientras disfrutaba como una loca y mientras se agarraba a la manguera de la ducha como una descosida, poseída por el placer de su cuerpo.

En aquel momento, Leti explotó de placer y dijo: “¡¡Me voy…!!”. Aquel cuerpo empezó a temblar y a sufrir espasmos, pero lo que más le impresionó a Dani fue el tremendo grito que soltó, “AAAAAAaaahhhh!!!”. Ese grito, que hizo eco en el baño y que fijo que despertó a alertó a medio vecindario, pero que lo puso a mil. Mientras ella aún seguía gritando, éste se la clavaba más y más fuerte y tampoco pudo contenerse y la acompañó en el desenfreno espasmódico.

Ambos se corrieron y gritaron, dirigiendo su mirada y sus cabezas hacia arriba, hacia las gotas que emanaba la ducha y que seguían pasando de largo de sus cuerpos, con envidida por no poder disfrutar de la misma manera que dos cuerpos humanos son capaces de llegar a hacerlo.

Anuncios
Published in: on 01/02/2009 at 15:32  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://mepone.wordpress.com/2009/02/01/baile-de-gotas-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: